17:39
18:32

Arvit: 19:15

Shajarit: 9:00

Minja: 18:15

Jaime Levit

Parasha Bo 5783

“La terquedad absoluta” 

Las personas tienen momentos de armonía, sin embargo, a veces ésta se esfuma y en todo tipo de relación es normal que de pronto surjan conflictos pero sin duda son parte de la vida. A veces se tienen que enfriar las cosas para que se resuelvan y la mejor manera es poder hablar con respeto y de esta manera llegar a un acuerdo, porque si alguna de las partes es necia y no quiere resolverlo, el conflicto se puede alargar a más tiempo o dar largas al asunto.

Parashá Bo es justamente un análisis sobre la terquedad que en cada uno de nosotros nos envuelve en ciertas circunstancias.En este caso Bo, habla sobre cuando el Faraón se puso terco por sentir que su poder podía acabar con el pueblo judío, una situación drástica donde la esclavitud estaba en todo su apogeo pero algo vendría pronto pues Hashem estaba al tanto de cómo se iba moviendo la situación hasta dar el último golpe.

Parashá Bo nos relata las últimas plagas que llegaron a Egipto, dentro de ellas estaban langostas, oscuridad y la muerte de los primogénitos, a pesar de esto aún el Faraón estaba aferrado en no dejar libre al pueblo judío. En el caso de la muerte de los primogénitos, esta plaga tardó un poco más porque Hashem le indicó a Moisés que vendría en lo que fuera el primer mes del calendario judío, Nisan.

Además habría de conseguir un cordero y otra orden, que pintaran con sangre los marcos de las puertas para que Hashem identificara las casas del pueblo judío y no las tocara la última plaga. Así llegó con los egipcios y es ahí cuando mueren sus primogénitos y de esta manera el Faraón no tuvo otra alternativa más que la de entender más allá de su terquedad que si no dejaba en libertad a los judíos, cada vez se iba a empeorar la situación en Egipto, que de por sí ya era un caos, y así finalmente los dejó salir.

La libertad la obtuvieron pero antes de eso se tenía que recordar este día mediante la ofrenda del cordero, además de establecer de no comer pan con levadura para que de esta manera fuera recordada la libertad del pueblo judío. Así se le conoce como Pesaj, su significado es importante y a través de avisos se logra el Seder. La lección de esta Parashá u otras Parashot es que Hashem administra al mundo y a sus habitantes, pero a veces tiene que recurrir a ciertos métodos quizás duros, de tal manera que hagan meditar al ser humano, no solo en relación al pueblo judío sino a otros pueblos; a veces los utiliza para recordarnos que somos judíos y así como mandó señales al Faraón para dejar a nuestro pueblo libre.

Hashem nos manda a nosotros lo que implica ser responsables, no ser tercos, porque nosotros no somos perfectos y si existen negativas en las órdenes que nos da, pensamos que no va a pasar nada, pero estamos sumamente equivocados. Caemos en la misma actitud que el Faraón, por lo que hay que ser abiertos, no encerrarnos en nosotros mismos y no convertirnos en personas cerradas sino más bien lograr una apertura hacia la libertad que nos permita ir por los caminos de la Torá.

Shabat Shalom

Kehila Ashkenazi, A.C. Todos los derechos reservados.
Powered by Wolfate
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram