17:39
18:32

Arvit: 19:15

Shajarit: 9:00

Minja: 18:15

Jaime Levit

Parashá Shelaj 5782

“Interferencias”

Al transmitir un mensaje hay que saber cómo lo vamos a hacer llegar y verificar que nuestra fuente sea confiable, hasta ahí vamos bien, sin embargo, si a veces el mensaje se llega a distorsionar por varios factores, estamos en graves problemas. El punto, es conocer realmente lo que significa la Parashá Shelaj, cuando Moisés envía a 12 espías a la Tierra de Canáan (Israel). Ellos vuelven 40 días después con un racimo de uvas, una granada y un higo, para informar que es una tierra exuberante y bondadosa, hasta ahí todo iba muy bien, sin embargo, 10 de los espías advierten que los habitantes de la tierra son gigantes y guerreros, a pesar de eso hubo algunos que tenían una visión positiva que fueron Caleb y Yoshue, quienes insisten en que la tierra puede ser conquistada, lo que implica que si nosotros vemos las cosas de una manera positiva podemos llegar al éxito, pero si encontramos negatividad con el famoso “pero”, ya no tiene un buen camino, sino más bien nos estamos conduciendo a un precipicio dentro de nuestras vidas.

La información que los espías dieron al Pueblo Judío al escuchar todo esto, lo desanimó a tal grado que querían regresar a Egipto y cuando uno escucha cosas negativas como lo hemos estado mencionado ¿Dan ganas de ser positivos? La respuesta es no, porque es algo que desanima. Siempre hay que ver las cosas de un lado positivo, si las vemos negativamente estamos condenados a no seguir adelante y por otro lado, esto también hizo enojar a Hashem y Moisés intervino para que los perdonaran, aún así cuando se nos dan las cosas de una manera fácil, ya no valoramos o no nos esforzamos. peor cuando lo reclamamos y eso no nos lleva a nada bueno y por lo tanto esto nos conduce a cometer el error de reclamación de una manera negativa. Existe la posibilidad de reclamación, pero la manera de hacerlo tiene que ser educada, porque si lo hacemos de una manera exigente, grosera, prepotente y otros elementos no aptos para una buena comunicación, es ilógico que la cosa salga a favor de nosotros. Simplemente transformamos el mensaje en algo negativo y obvio la respuesta va ser negativa, sin embargo, se hizo todo un sistema en la Torá que al cometer estos errores, pueden corregirse a través de las ofrendas o sacrificios que se ofrecían como compensación del error del mensaje negativo. Hoy es por medio de los rezos, donde podemos pedir perdón y lo que significa es que las órdenes de Hashem en su texto original son las que hay que cumplir al pie de la letra, porque no solo se les encargó la de conquistar la tierra, su objetivo era llegar a conocer realmente la tierra, a ganársela, a sentirla por sí misma, porque no es cualquier tierra, y esto permitiría el desarrollo de ellos mismos y se les indicó que debían considerar la tierra desde un punto de vista positivo, pero al escuchar cosas negativas al igual que un Lashón Hará nos corrompemos en el camino. Una de las maneras que nos corrompemos y que no solo es dinero, es al oír palabras negativas de algo por medio de terceros y esto llego a un nivel máximo que Hashem no podía aguantar las quejas. Para el Pueblo Judío tuvo un costo muy alto, donde tuvieron que enfrentarse al peligro y al desafío del informe de los espías y afrontar ahora sí la nueva realidad, pues el punto es saber investigar la verdad y no por algunos otros pagar todos, ya que es un equipo de trabajo y por el simple hecho de hablar y no pensar, se llegó a una transgresión. El punto es que si nosotros queremos entablar una buena comunicación entre nosotros, es saber bien transmitir el mensaje, en pensar bien lo que vamos a decir, sin esto podemos caer en una interferencia más no una comunicación.

¡Shabat Shalom!

Kehila Ashkenazi, A.C. Todos los derechos reservados.
Hoy por ti, mañana también. La Kehile
Powered by Wolfate
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram