17:39
18:32

Arvit: 19:15

Shajarit: 9:00

Minja: 18:15

Jaime Levit

Parashá Yitro 5782
 
“Exámenes extraordinarios”

De vez en cuando nos surgen ciertos acontecimientos en la vida, a veces debemos volver a intentarlo, ¿Por qué no?, y entre estos acontecimientos son los famosos exámenes extraordinarios, quizás no nos gusten a muchos porque debemos dedicar un tiempo extra, pero es una nueva oportunidad para alcanzar nuestros objetivos que es en este caso pasar el curso, en la vida también requiere pasar cursos, de hacer tiempos extras y ni modo, la vida requiere de esfuerzos y, por otra parte, es increíble en la vida ocurran milagros o pruebas que no necesariamente estén dentro del área académica y quizás vimos imposible lograrlo, pero al fin la llamada otra oportunidad se convierte en una experiencia o que algunos la llamamos milagro y esto nos va subiendo quizás la autoestima como personas, de valorarnos nosotros mismos como dicen los estadounidenses un “Upgrade” y así también como Pueblo Judío a través de nuestra Historia y dentro de la misma incluimos a Yitro (Suegro de Moisés), ya que por su propia cuenta, se sorprendió con lo sucedido con el Pueblo Judío en cuanto a su salida de Egipto, a su libertad y de cómo él hace un extra.

Por otra parte, se veía venir un gran trabajo para el Pueblo Judío y Moisés, por lo cual Yitro le recomendó que no se cargará tanto trabajo por lo que le sugirió que nombrará representantes dentro del Pueblo Judío y ellos atendieran las necesidades del mismo, ya si existiera una cosa extraordinaria consultarán con Moisés.

El Pueblo Judío también se le venía un enorme trabajo por hacer y dentro de la Parashá habla sobre un proceso de preparación, es decir un propedéutico para que empezara a trabajar como Pueblo Judío, donde se requería de absolutamente todos, algunos con una especialidad o un talento, pero todos tomados en cuenta y eso es toda la vida, tomar en cuenta a todos y el Pueblo Judío, ya que se estaba preparando tenía que unirse y por fin llegó al Monte Sinaí donde sucedió un gran acontecimiento quizás de preparación y dentro del cual como todo evento hubo toda una gran campaña publicitaria, pero en aquellos tiempos fue de otra manera y que fue a través de la naturaleza y entre relámpagos, fuego, niebla y mucho ruido se podría haber pensado en algo con aterrador, sin embargo, así no sucedió, pues aquí alzó Hashem su voz mencionando los 10 mandamientos, ¿Los 10 Mandamientos?, ¿Qué eran? Fueron y siguen siendo hasta hoy en día el conjunto de principios morales, éticos y espirituales, en resumen la entrega de la Torá y por la cual al unirse a ella se establecen leyes de comportamiento y también como una preparación para trabajar tanto en las relaciones sociales como espirituales y de esta manera ser cada vez mejores.

Yitro es el nombre que lleva la Parashá, sin embargo, podríamos preguntarnos:
¿Por qué la Parashá lleva el nombre de Yitro?, la respuesta está en que antes de los acontecimientos relacionados con el evento del Sinaí, Yitro apreció las maravillas del judaísmo y todo lo sucedido al Pueblo Judío además, al analizar el texto se evidencia que fue ese acto de Yitro en el que a pesar de que no era judío observó al Pueblo Judío y el propósito era que el Pueblo Judío valorará a Yitro así como él los valoró, es aquí donde vemos cómo a pesar de que una persona que no era parte del Pueblo Judío, apreciaba todo esto, de hecho Yitro se podría decir que su nombre viene de la raíz en hebreo “Yoter” que significa “más” es decir añadir algo y en esta vida cada vez debemos añadirle una pizca más de experiencias, de esta manera Yitro lo hizo en su vida para mejorar como persona en cuanto a su unión al Pueblo Judío, demostrando la importancia que no hay que ser conformistas, sino ir creciendo como personas en varios rubros que van desde lo social, profesional y lo más importante el seguir creciendo espiritualmente, por supuesto cada uno a su ritmo, pero no quedarse estancados, seguir progresando y de aprender de los errores, pero que nos dan la experiencia para mejorar como personas y como un gran Pueblo Judío para llegar a este gran momento de la entrega de la Torá

En esta vida hay que dar un el siguiente paso para llegar a más objetivos, hay que entender que no empezamos desde arriba, sino también debemos ir escalando peldaños, de ser humildes y así nos vayamos formando como personas serias y profesionales, cada vez que hacemos otra actividad, cada vez que estudiamos un poco más de Torá, subimos de categoría ganando más experiencias para que después las vayamos transmitiendo a los demás, Parashá Yitro no solamente se queda en un Jumash, la Parashá es actual donde nos enseña a buscar más y no pausarnos en la vida.

¡Shabat Shalom!

Kehila Ashkenazi, A.C. Todos los derechos reservados.
Hoy por ti, mañana también. La Kehile
Powered by Wolfate
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram