17:39
18:32

Arvit: 19:15

Shajarit: 9:00

Minja: 18:15

Jalá

Sara Briman

חלה ברויט

Jale broit

Ingredientes:

  • 2 KG de harina cernida.
  • 4 sobres de levadura seca de 11 gr. Cada uno.
  • 1 ¼ de aceite.
  • 1 taza de azúcar.
  • 2 cucharaditas de sal.
  • 5 huevos grandes (revisados que no tengan sangre)
  • 3 tazas de agua tibia.
  • Harina extra para manejar la masa (cernida).

Método de Preparación

En un recipiente mediano se pone la levadura seca con una cucharadita de azúcar. Se le agrega ¾ de taza de agua tibia, se revuelve hasta que no tenga grumos y se deja fermentar.

En otro tazón grande, se pone la sal, la mitad de la harina, el azúcar, 3 huevos, la mitad del aceite, 2 tazas de agua tibia, la otra mitad de la harina, el resto del aceite, se agregan los dos huevos restantes y la levadura ya fermentada.

Se empieza amasar y se agrega el resto del agua poco a poco.

Debe quedar una masa elástica sin que se pegue en la mano.

En ocasiones, no se llega a ocupar toda el agua, pues depende de la hidratación de la harina.

Ya lista, se coloca la masa en un tazón previamente enharinado. Se tapa con una servilleta de tal, o se cubre con una bolsa plástica. Se deja a que doble su volumen. Esto puede ser entre 45 – 90 minutos, dependiendo de la temperatura del cuarto.

Ya lista se saca y se amasa sobre la mesa ligeramente enharinada. Se vuelve a poner en el tazón para que vuelva a doblar su volumen.

Ya lista, se vuelve a amasar y se procede a trenzar la Jala.

Se precalienta el horno a 18 grados Centígrados.

Se coloca la Jalá al gusto en una charola galletera previamente engrasada con PAM o en moldes también engrasados. Se deja reposar 10 minutos.

Se barniza con huevo batido y se le espolvorea con ajonjolí o semillas de amapola.

Se mete al horno de 30 – 40 minutos, dependiendo del tamaño de la Jalá. Debe quedar dorada y al tocarla que se sienta firme.

Ya listas, se sacan del horno, se dejan por 5 minutos y se pasan a rejillas para que se enfríen.

Historia de la receta:

Como mujer, hay muchas cosas que me definen, soy esposa, mamá, hermana, tía, amiga, chef… Sin embargo, lo que engloba todas estas definiciones, es que en esencia, soy una mujer judía.

Mi querida Bobe paterna tenía una panadería kosher en Polonia, donde producían excelentes panes horneados de todo tipo, pero cuando se trataba de su Jala había algo tan especial en ella, casi como si el delicioso sabor no fuera solo físico, sino también espiritual.

Es su receta original, la que siempre he usado para hacer mis propias Jalot,y es la que nuestra querida hija Karen Z´´L seguía habitualmente,ella poseía una conexión profundamente innata con la Jalá y lo que está representa.

En el año 2013, la historia dio un giro irónico, sin buscar la fama, ni buscar la gloria, en realidad sin competir en absoluto, fui galardonada con el premio “Five Star Diamond Award “ otorgado por la American Academy Of Hospitality Sciences“ a la mejor Jala del mundo.

Hacer Jalá, cambió mi vida en forma transcendental, me llena de fuerza para seguir llegando más alto.Compartir mis Jalot con gente de la tercera edad,con los enfermos,o quienes por los que cualquier motivo no tienen alcance para adquirir jalot, ha enriquecido enormemente mi vida.

He recibido más de lo que he dado, cosas tan hermosas como cuantificar una sonrisa en el rostro de un anciano solitario o una chispa de reconocimiento y curación en un paciente postrado en cama, o la alegría de encender velas de SHABAT por primera vez con una Jala bellamente trenzada.

El efecto domino es tremendo, la próxima vez que hornee una Jala, haga la bendición especial, separe un trozo de masa y sepa que así como todo lo que tenemos es un regalo de D-os, nosotros también podemos dar un poco de nosotros mismos para complementar la vida de otros.

Kehila Ashkenazi, A.C. Todos los derechos reservados.
Hoy por ti, mañana también. La Kehile
Powered by Wolfate
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram